Una gran Mierdapolitan

Leo, leo en busca de algo que me inspire. Títulos. Títulos estúpidos tipo: “Si quieres ser una buena madre, ¡realízate antes como mujer!”. Paso. “Adelgaza con la hipnosis” Paso.

“Ya no sabes cómo hacer feliz a tu pareja, has intentado todo pero no consigues dar ese pasito que devuelva la emoción a vuestra relación, ¿quieres conocer los trucos de una pareja feliz? Descúbrelos con Cosmopolitan”. Esto no me lo pierdo…

Vamos a leer un poco más… ¡Además está organizadito con normas! Y la imagen es del tipo de las cuchillas depilatorias, siempre depilan una pierna sin pelos. ¡Este artículo sobre cómo hacer feliz a tu pareja ya empieza con la pareja feliz! Tengo que perder algo de mi tiempo para leer las normas y sacar mis propias conclusiones…

como_hacer_feliz_a_tu_pareja_interior


Norma número 1

Nunca le des un ultimátum si quieres saber cómo hacer feliz a tu pareja. “Después de ocho años juntos me parecía que debíamos ir un paso más allá” –explica Laura–, pero cada vez que sacaba el tema, mi chico se ponía nervioso y me rehuía. Un día le dije que si no coincidíamos sobre nuestro futuro tendríamos que dejarlo. No sólo dio resultado, sino que reconoció que si no hubiera sido por mi toque de atención, él seguiría evitando el tema.” formular una amenaza así te puede parecer algo brusco, pero si dejas pasar el tiempo esperando que las cosas cambien, te sentirás frustrada y culparás a tu pareja de algo que desconoce. Así que sé clara y mantén tu punto de vista; en caso contrario dejará de tomarte en serio y tu posición podría verse debilitada. Ojo, tampoco utilices un ultimátum constantemente: se hartará de tus chantajes y te verá como una niña caprichosa.

Norma número 1: Después de 8 años, ¿qué es ir un paso más allá? ¿9 años? Primero te dice que no le des un ultimátum y luego te dice que dan resultado. El secreto pues es no ser una chantajista ni una caprichosa, así mi posición no se debilitará. Tomo nota.

Norma número 2

No le ocultes nada. Ser sinceros el uno con el otro es fundamental pero, a veces, tanta honestidad sólo sirve para romper una pareja feliz. Cristina nos cuenta: “Una noche salí con mis amigos. Bebí demasiado y terminé enrollándome con un chico. Nunca se lo conté a mi novio”. A veces hacemos cosas de las que nos arrepentimos y necesitamos hablar de ellas para sentirnos mejor, pero si sabes que no se volverá a repetir no merece la pena confesar algo sólo para aliviar tu conciencia. De todas maneras, si hay posibilidades de que lo acabe descubriendo es mejor que te adelantes y lo sueltes tú misma si quieres poner en práctica una de las claves de cómo hacer feliz a tu pareja. Si no, olvídate y pasa página.

Norma número 2: No le ocultes nada, ok. Pero si quieres una pareja feliz, enróllate con otro y no se lo cuentes a no ser que él lo pueda descubrir. La honestidad va contra la felicidad. Vale.

Norma número 3

Estar siempre perfecta no es indispensable en nuestro manual de cómo hacer feliz a tu pareja. Es normal que al principio no quieras que te vea sin rímel ni colorete, pero si ya han pasado unos meses y –todavía– te levantas antes que él para retocarte el maquillaje, es el momento de relajarte un poco. No se trata de descuidar tu apariencia y dejar de depilarte durante dos semanas, pero si estás tan preocupada por tu aspecto, es probable que también seas inflexible en otros ámbitos de vuestra relación. No seas tan exigente contigo misma, aparte de unos pocos chicos (cuatro o cinco) que piensan que las mujeres nacemos con las ingles brasileñas hechas, los demás nos quieren por lo que realmente somos. Tan sólo pregúntale directamente qué es lo que más le gusta de ti, de vuestra pareja y asegúrate de no descuidar ese aspecto. Te sorprenderás cuando averigües que no necesitas ser una esclava del maquillaje para tenerle a tus pies.

Norma número 3: Todas las mujeres vamos con rímel y colorete. Es normal. Si no te depilas en 2 semanas no te cuidas. Lo importante es tenerle a tus pies. ¡Claro!

Norma número 4

No seas quejica. Vale, puede que les agobiemos pidiéndoles sesiones de bricolaje sin comprobar antes si somos capaces de hacerlo nosotras mismas, como mujeres. Mil perdones. Pero no es menos cierto que ellos siempre lo dejan todo “para luego”. Es normal que acabes harta, así que si le toca hacer la compra o te prometió que colgaría los cuadros del salón y todavía no lo ha hecho, deberías recordárselo. “Hacía poco que mi novio y yo vivíamos juntos y todo iba bien hasta que tuve que hacer un viaje de trabajo. Cuando regresé, él no estaba, pero en su lugar me esperaban los restos de la fiesta que había organizado el día anterior. Me dio tanta rabia que le llamé enseguida pidiéndole explicaciones –cuenta Paula–. Ahora es mucho más cuidadoso y ya no me encuentro con sorpresas desagradables.” esta actitud es la acertada si quieres dejar claras las normas, tanto de convivencia como de pareja, pero cuidado, si no eliges bien el momento y le reprendes en público no sólo le humillarás, sino que le harás sentirse como un calzonazos y no te lo perdonará nunca.

Norma número 4: No te quejes. Mantente calladita. Puede que como mujeres no seamos capaces de hacer solitas bricolaje, pero sí de humillar en público por dejar restos de una fiesta en casa, y eso siempre será peor que no saber colgar un cuadro en el salón. De acuerdo.

Norma número 5

No juegues con él. Normalmente, el tiempo hace que las relaciones se vuelvan tan predecibles que se llega a perder completamente la chispa. Es lo que le pasó a Marta: “Raúl y yo íbamos a los mismos sitios, conocíamos a la misma gente y nos veíamos todas las tardes. Va a sonar fatal, pero comencé a ‘olvidar’ nuestras citas y a hacer planes por mi cuenta. Poco a poco comenzó a prestarme más atención y ahora nuestra relación ha vuelto a su cauce”. Hacerse la interesante es un buen truco para espabilarle, pero antes piensa hasta dónde quieres llevar tu aparente indiferencia. Y si no sabes cuándo terminar la partida, pregúntate cómo te sentirías si fueras tú la que estuviera en su lugar.

Norma número 5: Para tener una pareja feliz deja de prestarle atención. Obvio.

Norma número 6

No le pongas celoso. Si su indiferencia hace que te sientas poco deseada o, peor aún, invisible, recuérdale que todavía estás de buen ver. Si quieres saber cómo hacer feliz a tu pareja, una de las claves está en avivar su curiosidad y que se pregunte por qué y para quién te pones guapa, pero también de sentirte cómoda contigo misma y transmitir esa seguridad a los demás. Cuando salgáis, hazle notar el interés que despiertas entre el género masculino y observa cómo se activa su instinto de competición sexual. Te aseguramos que cuando consiga llevarse el trofeo a casa disfrutaréis juntos de su victoria. Eso sí, está terminantemente prohibido tontear con sus amigos o utilizar esta táctica si tu chico es tremendamente inseguro… Al fin y al cabo no eres tan perversa, ¿verdad?

Norma número 6: No eres perversa, eres un trofeo y alguien se te llevará a casa porque estás de buen ver. No comments.

Mi hermana me leyó acerca de un reportaje que hablaba de las virtudes de no tener la regla en verano en esta misma revista, y cómo lograrlo engañando al cuerpo con las pastillas anticonceptivas. Tener la regla es un asco, claro… Una gran Mierdapolitan… Estoy confusa, creo que tengo ganas de saltarme las normas. Sólo existe una clase de éxito. Lograr vivir a mi manera.

Advertisements

4 thoughts on “Una gran Mierdapolitan

  1. Continuo pensant que aquests articles tenen poc més nivell que els de les Bravos i Superpops. Cosmopolitan seria la revista a la que saltarien les adolescents en cansar-se de les altres dues.

    En resum, el consell que donen és “puteja una mica la teva parella, sense passar-te”. Anem bé. Si s’han de fer tota aquesta mena de trucs per funcionar… potser no som amb la persona adequada, no?

    Dues setmanes sense depilar-se. Uuuuuh…

    M'agrada

    • Em sembla preocupant que no hi hagi un filtre que detecti aquest tipus d’article. Per desgràcia no tothom té el fiiltre al cervell com per adonar-se’n de les tonteries que diuen. D’una banda et diuen: “Sigues tu mateixa” i al costat et diuen “Llegeix els 10 consells imprescindibles per estar perfecta”… en què quedem?

      M'agrada

      • Es que la sociedad es así de estúpida con las mujeres, por eso no hay filtros…se ha de perpetuar el sometimiento, debes sacrificarte por tu pareja y ser santa, si no serás una bruja piruja disfrazada de princesa (por eso del rimel, ja, ja)…De todas formas siempre serás culpable por ser mujer, hasta que permitamos que los humanos sean personas, sin destinarles un papel según el sexo…pero entonces estas revistas no funcionarían, y me pregunto ¿como es que se venden?…estamos loc@s….Tenemos que cambiar tantas cosas!….
        Mis felicitaciones por tan estupendo blog… genial, me encanta Laia, estoy de acuerdo en todo…

        M'agrada

      • Eso de ser culpable por ser mujer es un gran hilo del que tirar. Estoy leyendo “Aleph” de Paulo Coelho y da mucho que pensar. Habla entre otras cosas de los chamanes, que en su orígen eran mujeres, hasta que los hombres, celosos de sus poderes las apartaron de su don femenino acusándolas de brujas o prostitutas. Por desgracia, el poder femenino se suprime relacionándolo con la magia o el sexo. (como si fueran estos dos grandes males…)
        Ahí queda el caso de Berlusconi que ataca a Angela Merkel diciendo que es una “culona inchiavibile” o sea: “culazo infollable”. Eso es la prueba que siglos después seguimos luchando por las mismas cosas: La igualdad.

        M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s